Aunque las dudas sobre quién será el próximo president o presidenta de la Generalitat de Cataluña siguen sin resolverse, estas últimas semanas han dado lugar a una novedad importante en el procés.

Y es que, aunque el pasado 22 de marzo Jordi Turull no pudo ser investido al no alcanzar los votos necesarios durante el primer pleno de investidura de la XII legislatura catalana, esta votación puso en marcha la cuenta atrás para investir al que será el 131º Molt Honorable.

Así, el 22 de mayo es la fecha límite para tener a un nuevo president/a. De lo contrario, se proclamarán nuevas elecciones de forma automática, que se celebrarían el lunes 9 de julio.

Las claves para entender el por qué de estas fechas y los movimientos que se producirán a partir de ahora para evitar ir a unas nuevas elecciones, en la nueva columna de Joan Roselló, Socio Director de Public Affairs Experts, que publica hoy el diario Expansión.



Share with:

FacebookTwitterGoogleLinkedIn


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *