Ayer tuvimos el placer de poder asistir, un año más, a la celebración del 4 de julio en el Consulado de Estados Unidos en Barcelona.

El discurso de inauguración del acto estuvo a manos del Cónsul General Marcos Mandojana, el cuál rememoró la importancia de este día para la sociedad norteamericana y, como gran amante de los deportes, tuvo un simbolismo especial al recordar la importancia y relevancia para la ciudad del 25 aniversario de los JJOO de Barcelona 92.

Al evento asistieron una pluralidad de invitados, todos ellos de perfiles políticos e institucionales, así como una representación plural de la sociedad civil catalana con estrecha relación y aprecio por los EEUU.

Share with:

FacebookTwitterGoogleLinkedIn